Abortos


Continuando con nuestra sección de Bocadillos de Cordero Supremo, les compartimos este comentario.
Cada vez es más común observar abortos en los rebaños ovinos. En ocasiones son abortos “embolsados”, puede haber fetos momificados y algunos partos prematuros con corderos de muy bajo peso. Las placentas no se observan de color rojo vivo, sino de un color rojo- cafesoso.

Cuando la infección se presenta por primera vez en el rebaño, los abortos se presentan tanto en borregas multiparas como en corderas primalas. Después de esto, la mayor incidencia se presenta en corderas que van a su primer parto. Esto puede deberse a que algunas multiparas han creado inmunidad y son las corderas primalas las que presentan la primoinfección.

Lo más recomendable es apoyarse con instituciones de investigación y de diagnóstico para tratar de conocer el agente causal y en base a esto hacer el tratamiento específico y en caso de ser posible, la vacunación. Sin embargo, a nivel de campo hay muchas limitaciones para conseguir esto.
Hoy les vamos a comentar paso a paso, lo que a nosotros nos ha funcionado:

  1. Como no sabemos qué borrega está infectada y cuál tiene inmunidad creada, entonces, es muy importante separar en un corral todas las borregas (multíparas y primalas) que tienen una gestación avanzada. Los criterios son cuando comienza a aumentar el tamaño de la ubre y un aumento de volumen del vientre en la parte ventral. El objetivo es separar con suficiente tiempo de anticipación a la borrega gestante para que la placenta infectada reciba el tratamiento antibiótico varios días, por lo menos 1 mes antes del parto.

  2. Al separar se aplica selenio y oxitetraciclina de larga acción vía intramuscular.

  3. En ese corral se ofrece un alimento que además de que esté balanceado para mejorar el peso de los corderos al nacimiento y la producción de leche, va a ir adicionado con 400 ppm de Oxitetraciclina. Si se usa una premezcla al 20%, la dosis es 2 kgs por tonelada. Hemos observado que no existe trastorno digestivo en el uso prolongado de este tratamiento y sí disminuyen drásticamente los abortos.

  4. El objetivo es sanar la placenta infectada y que los fetos logren terminar su tiempo de gestación normal. Si no reciben este tratamiento por suficientes días, no se logra sanar la placenta y por lo tanto las borregas pueden abortar.